16.10.05

TALAR 70 ÁRBOLES ...

La última sorpresa que hemos recibido por parte del Ayuntamiento, ha sido la tala indiscriminada de aproximadamente 75 árboles en unas parcelas de la Entidad (E5B y EL 9.6), que según nuestra interpretación del planeamiento, aparecen como ‘Pinar Protegido’ y como ‘Espacio Libre Privado’ de la Entidad.




Panorámicas antes y después de la tala





Esta tala es previa a proceder al desmonte de la parcela y a la construcción de viviendas de protección pública en estas zonas verdes, porque, según tenemos entendido, las parcelas donde debieran haberse construido las viviendas de protección se vendieron hace años a la iniciativa privada.




Panorámicas antes y después de la tala





Todo esto coincide temporalmente con el hecho de que a comienzos del mes de octubre, los diarios se hicieron eco de la propuesta de Ley de Protección del Arbolado de la Comunidad de Madrid.




Panorámicas antes y después de la tala





Esta normativa prohíbe la tala de cualquier ejemplar situado en las ciudades de la región o, en su defecto, establece el trasplante obligatorio del mismo. En el caso de que el arbolado se vea necesariamente afectado por obras de reparación, reforma o construcción de infraestructuras también se deberá proceder a su trasplante a no ser que el alcalde emita una "autorización debidamente motivada". En este caso, esto es, cuando la tala sea la única alternativa, se exigirá la plantación de un ejemplar por cada año de edad del árbol y, si este dato fuera desconocido, se plantarán 50 ejemplares por cada ejemplar eliminado.




Panorámicas antes y después de la tala





Con esta ley, por tanto, se traslada la responsabilidad última sobre la tala a los alcaldes, que tendrá que firmar un decreto que autorice la tala de todos y cada uno de los árboles.




El muro tampoco se libró de la excavadora





Según esta Ley el Ayuntamiento tendría que elaborar un inventario del arbolado urbano, que incluya la edad, especie y estado de conservación de todos los ejemplares y elaborar un plan de conservación.

La Ley de Protección del Arbolado tiene también una función sancionadora, que prevé multas de entre 300 y hasta 500.000 euros para quienes dañen ejemplares. Además, aunque los ayuntamientos serán los encargados de vigilar y sancionar, la Comunidad tendrá un registro con las sanciones impuestas, y todo el que tenga su nombre en ese listado estará excluido durante cinco años para las licitaciones de la Administración Pública.

Esto es lo que dice la Ley, mientras, en Torrelodones se han apresurado en cuatro días a “arrancar de cuajo” alrededor de 75 encinas, pinos, cedros y abetos, de entre 20 y 30 años, y todo ello, según nos han informado fuentes cercanas al Ayuntamiento, con el objeto de que alguien venga a hacerse la foto colocando la primera piedra de las viviendas de protección al tiempo que inauguran el edificio de la policía.

Al parecer ni el proyecto ni la licencia a día de tala, según el propio Concejal de Urbanismo, ni estaba aprobado ni se contaba con licencia alguna, por lo que presentamos la correspondiente denuncia ya que creemos, no se está respetando el procedimiento administrativo que legalmente corresponde, creencia que se ha visto confirmada por la opinión de la ONG Ecologistas en Acción, que ya ha presentado instancias en el Ayuntamiento requiriendo información al respecto.





Esta fue la última encia en caer





En el Ayuntamiento parecen haber entendido este anunció como un semáforo en ambar, un pre-aviso para que allí donde tuvieran planes urbanísticos que requieran talas masivas de árboles, les de tiempo antes de la entrada en vigor de la Ley en 2006.